COSTA TUR

foto-13-10-12-19-27-50

 

Jaime Costa Tur (Valencia, 1926)

 

Es un pintor de larga trayectoria. A lo largo de su dilatada carrera ha expuesto en numerosas galerías de España y de Estados Unidos. En España ha expuesto en Valencia, Madrid, Barcelona, Mallorca o Zaragoza. En Estados Unidos, diferentes galerías de Nueva York, Florida, Georgia o Grenville han sido sede de sus exposiciones. Su obra está representada en colecciones públicas y privadas.
 
Su pintura se puede encuadrar dentro de la escuela levantina, donde la luz es la protagonista en una pintura colorista a base de manchas y ritmos que se descomponen en movimiento.

 

Valencia, el mar, la playa, la costa adquieren un protagonismo esencial en su obra. Su tratamiento del paisaje es excepcional, de una gran delicadeza. Gracias a una gama cromática basada en colores cálidos y unas pinceladas sueltas consigue evocar los sentimientos propios que sentimos cuando estamos cerca del mar. El olor a salitre o el calor del sol nos invaden al observar sus cuadros.
 
Además del paisaje, Jaime Costa Tur también se centra en la figura humana. Tratada con manchas y borrones al más puro estilo impresionista aparecen escenificados en sus labores cotidianas. Escenas costumbristas, retratan principalmente pescadores, figuras que forman parte del paisaje, integradas en la naturaleza, formando un todo en la obra.

 

Hijo de padres dianenses, Jaime Costa Tur nació en Gandía en 1926, y su infancia se desarrolló entre Baix la Mar y la Florida. A lo largo de su carrera ha expuesto en lugares tan dispares como Dénia, Valencia, Madrid, Nueva York o Florida.

 

La prensa entendida dice de él que “…No solamente capta su mano maestra los paisajes, sino también a sus personajes. Costa Tur es un fácil y armónico colorista y un gran conocedor del dibujo, cuyas líneas maestras diluye en la marejada de su cromatismo bien conjuntado.” (Carlos Sentí) o “…Pintor colorista, sobrado de facultades,espontáneo de dibujo y enamorado, como buen levantino, de la magia de la luz, divide su interés entre la figura y el paisaje, interpretando de manera personal.” (Mario Antolín, Diario YA, 1984)

 

Por todo ello el Ayuntamiento ha comenzado con los trámites para la declaración de Hijo Adoptivo de la ciudad.